viernes, 9 de agosto de 2013

[Reseña] Los cinco lenguajes del aprecio en el trabajo – Gary Chapman/Paul White

Portada Cinco LenguajesHola, un buen libro para un buen propósito: ¿Cómo expresar aprecio en el ambiente laboral? ¿Cómo lograr que las personas que trabajan a tu lado o para ti se sientan apreciadas?

Este libro busca responder este tipo de preguntas y creo que lo logra, de una forma práctica, concisa y fácil de comprender, trayendo al lector los conceptos de lenguajes del amor pero enfocados en las relaciones laborales.

Un excelente libro!!!




Es un libro del autor de Los cinco lenguajes del amor

Escrito en gran parte por Gary Chapman, autor del libro “Los cinco lenguajes del amor”, material muy conocido y enfocado en el amor de pareja y fundamentado en el hecho de que hay formas distintas de expresar amor, y dichas formas pueden marcar la diferencia en una relación(pues lo importante es conocer el lenguaje de amor de la otra persona para expresarle amor de la forma en que quiere recibirlo).

El típico ejemplo de este tipo de lenguajes de amor es cuando un hombre no se siente amado por su esposa pues ella no está todo el tiempo con el, pero ella no se siente valorada por su esposo pues le expresa continuamente amor vía actos de servicio que para ella son expresiones de amor, pero para él son simplemente algo normal ¿Cómo cambiaría esta relación si el entendiera la forma de amor de su esposa y ella el lenguaje de amor de el?

Pues bien, los cinco lenguajes del amor son Tiempo de calidad, palabras de afirmación, actos de servicios, regalos y toque físico.


Los cinco lenguajes del amor aplicados al mundo laboral

Con esta pequeña introducción sobre los cinco lenguajes del amor, ahora sí vale la pena hablar del libro que nos interesa en esta entrada, donde Chapman y Paul White (psicólogo especializado en relaciones laborales) aplican el concepto del lenguaje del amor al ambiente laboral cambiándolo su nombre y definiéndolos como “Lenguajes de aprecio”.

El libro se enfoca en el hecho de que un empleado que no se siente valorado es un empleado desmotivado e improductivo, y por eso es imperativo que no importa la posición que ocupa una persona, es fundamental que se convierta en un motor de aprecio para su entorno, permitiendo no solo mejorar el clima organizacional sino también la productividad de la organización donde se encuentra.

Ahora bien, ¿cómo expresar aprecio a otro empleado? Pues teniendo en cuenta su lenguaje principal de aprecio, que puede ser, al igual que en los lenguajes del amor, tiempo de calidad, actos de servicio, regalos, toque físico y palabras de afirmación.

  • Palabras de afirmación: Esto incluye elogios, reconocimientos públicos y privados, palabras de aliento, entre otras expresiones.

  • Tiempo de calidad: Este lenguaje de aprecio se resume en dedicar tiempo con total atención.

  • Regalos: Esto no implica materialismo, sino más bien que algo físico refleja el interés y valor de una persona con otra. Pueden ser regalos sencillos, pero cuando son oportunos pueden ser excelentes canalizadores de aprecio.

  • Actos de servicio: Podríamos resumirlo como “si me quieres expresar aprecio, ayúdame con mi tarea”. Posiblemente no hay mayor aprecio que ser un soporte para alguien más.

  • Toque físico: Realmente no tiene mucha relevancia en el ámbito laboral, pero se refiere a los gestos como abrazos, dar la mano y otras expresiones que involucran cercanía y compañía.
A todos nos gustan todas las expresiones de amor (en este caso de aprecio), pero algunas las valoramos más que otras. Es por esta razón, que podría decirse que tenemos un lenguaje principal que demarca muy bien como idealmente nos gusta sentirnos valorados.

El libro contiene una prueba denominada el inventario MMA (Motivación Mediante el Aprecio), prueba que permite conocer cuál es el principal lenguaje de aprecio y de una persona determinada. Al conocer mi lenguaje de aprecio y el lenguaje de las personas que me rodean, puedo expresar aprecio a las personas, y una persona apreciada es una persona que fomenta un mejor ambiente laboral.

El libro, de una forma práctica, da buenas lecciones para expresar aprecio en cada uno de los cinco grupos de personas, describe las implicaciones de contar con un ambiente laboral donde haya aprecio para las diferentes personas y además enfatiza en lo importante que es que los líderes empresariales inviertan en el aprecio y la motivación de las personas.

Algunas lecciones importantes del libro son las siguientes (aunque hay muchas más):

  1. El conocer como reaccionan los empleados ante expresiones de aprecio es esencial para que realmente se sientan valorados y apreciados.

  2. Invertir tiempo en conocer a las personas es un factor de éxito a nivel laboral.

  3. Dar regalos no necesariamente implica invertir dinero.

  4. El lenguaje de aprecio menos relevante para alguien es su mayor debilidad potencial para expresar aprecio. Por esta razón, cuando se tiene identificado el lenguaje menos importante de un empleado deben haber mecanismos que “recuerden y refuercen ” a la persona como expresar aprecio en ese lenguaje, y mucho más si tiene personas a cargo). Hay ejemplos muy buenos en el libro.
Excelente libro, recomendado para toda persona pero especialmente para líderes empresariales, gerentes y personas de Recursos Humanos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario